Ford ofrecerá vehículos eléctricos de cero emisiones a través de un nuevo complejo de producción más grande,avanzado y eficiente
Blue Oval estará ubicado en el oeste de Tennessee y fabricará vehículos eléctricos y baterías sustentables.
Ford y SK Innovation planean invertir 11.4 mil millones de dólares y crear casi 11,000 nuevos empleos.

Ford Motor Company anuncia sus planes para producir vehículos eléctricos a gran escala con dos nuevos sitios sustentables con tecnología de avanzada en Tennessee y Kentucky, encargados de producir la próxima generación de camiones eléctricos de la Serie F y las baterías que alimentarán el futuro electrificado de Ford y Lincoln.

Ford, junto con su socio, SK Innovation, planea invertir 11.4 mil millones de dólares y crear casi 11,000 nuevos empleos, apoyando a las comunidades locales y fortaleciendo la posición de Ford como el principal empleador de la industria en Estados Unidos.

Con una inversión de 5.6 mil millones de dólares en Stanton, Tennessee, el sitio llamado Blue Oval City, creará aproximadamente 6,000 puestos de trabajo y transformará la fabricación de los vehículos eléctricos y sus baterías.

“Este es un momento clave, pues Ford liderará la transición de Estados Unidos a los vehículos eléctricos y marcará el comienzo de una nueva era de fabricación limpia y libre de emisiones”, dijo el presidente ejecutivo de Ford, Bill Ford. “Con esta inversión y un espíritu innovador, podemos cumplir con objetivos que antes se consideraban aislados; proteger nuestro planeta, construir vehículos eléctricos y contribuir a la prosperidad de nuestra nación”.
“Esta es la mayor inversión que hemos hecho para ayudar a construir un futuro mejor”, dijo Jim Farley, presidente y CEO de Ford Motor Company. “Nos estamos moviendo para ofrecer vehículos eléctricos para todos, en lugar de para pocos. Se trata de crear empleos que apoyen a las familias, un sistema de fabricación eficiente y con neutralidad de carbono, y un negocio en crecimiento que ofrezca valor a las comunidades, los distribuidores y los accionistas”.
Esta cantidad representa la mayor inversión de Ford jamás realizada y es la mayor así mismo de cualquier fabricante de automóviles en los Estados Unidos. Esto es parte de la inversión de 30 mil millones de dólares de la firma del óvalo azul para acelerar su transformación hacia la neutralidad de carbono, alineada con el Acuerdo Climático de París. En general, Ford espera que del 40% al 50% de su producción global de vehículos sea completamente eléctrico para el 2030.