Individualización, seguridad y viabilidad futura: estas tres palabras clave caracterizan la nueva luz trasera full-LED que el experto en iluminación y electrónica HELLA lanza ahora especialmente para camiones y remolques de 24 voltios. HELLA ofrece la luz trasera como concepto modular.

La cortina de luz LED patentada de HELLA, que crea la luz traser full-LED, ahora se puede personalizar por primera vez. Las estructuras gráficas como puntos, rayas y formas se pueden marcar para este propósito. “Esto convierte a la luz trasera en el centro de atención y apuntala la marca de los fabricantes en la carretera. Los camiones y remolques se vuelven únicos”, dice Georg Fink, director de ventas de remolques de HELLA. “La luminosidad individual se está volviendo cada vez más importante para diferenciarse de la competencia y esto es cierto no solo para los fabricantes de automóviles, sino también para los que producen camiones y remolques”.

Además, los fabricantes son libres de elegir el color del marco del soporte para que coincida, por ejemplo, con los colores corporativos. “La lente colocada arriba está disponible en rojo o transparente, de modo que el color del diseño se vuelve visible”, explica Fink. Como una opción de personalización adicional, los fabricantes pueden elegir si la luz indicadora de dirección será del tipo estándar o la variante dinámica.

Además de las opciones de personalización, HELLA también ha desarrollado internamente la tecnología de cortina de luz. El resultado es una apariencia mucho más homogénea de la luz trasera, ya que no requiere ópticas separadas. Con 144 centímetros cuadrados, la cortina de luz también es casi el doble de grande que en los modelos anteriores, por lo que la luz trasera siempre es visible, incluso al anochecer o en la niebla, e incluso desde la distancia.

Con un espacio de instalación de solo 55,5 milímetros de profundidad, la luz trasera full-LED tiene características técnicas que la hacen apta para el futuro. Gracias a las interfaces mecánicas para la tecnología de sensores, los sensores ultrasónicos se pueden conectar en ambos lados, por ejemplo, para implementar un asistente de estacionamiento. Además, el control de las luces de posición laterales intermitentes, el control de fallos de los intermitentes y la simulación de carga diseñada para supervisar las luces indicadoras de parada y dirección están integrados en el sistema. Esto elimina la necesidad de unidades de control adicionales, un hecho que reduce significativamente la cantidad de cableado requerido y, en última instancia, ahorra costos.

La luz trasera de LED completo está diseñada para el rango de voltaje de 24 voltios. La lente exterior de dos colores está hecha de policarbonato (PC) resistente a los impactos y está adherida a la carcasa. En general, la luz trasera alcanza la clase de protección IP 6K9K, lo que significa que no solo es a prueba de polvo sino que también es resistente a la limpieza con agua a alta presión. La lámpara también cumple con la norma automotriz (ISO 26262) y está disponible con o sin brazo de goma. Como interfaz estándar para el vehículo, tiene un conector DIN central de 7 pines y conectores AMP SUPERSEAL de 2 pines para funciones de iluminación auxiliar.