De origen norteamericano y con más de 40 años de presencia en el sector automotriz TROQUELADORA BATESVILLE DE MEXICO llegó a Querétaro en el año 2000. Se dedica a la fabricación de piezas estampadas metálicas para el sector automotriz, principalmente.

En entrevista platicamos sobre la operación con el Ingeniero Omar Escárcega Carrera, Director General de las instalaciones ubicadas en el Parque Industrial Querétaro, “Somos una empresa familiar que decidió invertir en este Estado hace casi 20 años para estar más cerca de nuestros clientes. Somos proveedores de primero, segundo y tercer nivel para automóviles, lo que representa alrededor del 90% de la producción de esta planta y el resto corresponde a la fabricación de productos para el sector de electrodomésticos.

Nuestra producción abarca una gran cantidad de número de partes que se integran en partes de seguridad, chasis, amortiguadores, frenos, puertas, mofles y diferentes secciones del motor, por eso decimos que un auto lleva productos nuestros de “defensa a defensa”.

Sus principales clientes directos son Nissan y Honda además de las empresas a las que proveen como tier 2. “Contamos con 22 prensas progresivas con capacidades que van de 100 a 690 toneladas más 8 prensas manuales de 50 – 100 toneladas, en algunas estamos trabajando al 100% de capacidad con tres turnos, pero tenemos capacidad disponible. Estamos constantemente agregando capacidad a nuestras líneas de acuerdo con la necesidad de nuestros clientes”.

CRECIMIENTO DEL 34% PARA ESTE 2019

“Contrario a lo que se esperaba en nuestro sector al principio de año, debido al aumento de los aranceles al acero y al aluminio, esta empresa no ha tenido contracción o reducción en ventas. Ha sido un poco complicado, pero 2019 ha sido un excelente año para TROQUELADORA BATESVILLE porque incrementamos nuestras ventas  un 34%, que es un gran reto para un solo año, tanto a nivel de plantilla laboral como de producción. Lo que hemos buscado es crecer con nuestra gente y desarrollar el talento humano para que crezca junto con la empresa. En personal crecimos 33%, pasando de 374 a finales del 2018, para llegar a 500 colaboradores al día de hoy.

Las ventas registradas al cierre del  2018 fueron de 39 millones de dólares y para este año se espera alcanzar un nivel de 53 millones de dólares. Ahora nos encontramos en fase de cotización de algunos productos para nuevos proyectos, lo que nos permitiría un crecimiento más conservador del  5 al 10% para los próximos años.

FLEXIBILIDAD, VALOR AGREGADO Y CALIDAD EN TODOS NUESTROS PROCESOS

Ofrecemos muchas ventajas competitivas, una es la variedad de procesos que tenemos en planta porque no solo somos estampadores; tenemos procesos que agregan valor a nuestros productos como son Maquinado con CNC post estampado, soldadura MIG y MAG, ensamble manual y automatizado además de otras operaciones secundarias que representan muchas ventajas para los clientes.

Las habilidades técnicas de nuestro personal para aplicar lo más nuevo en tecnología son muy buenas, esto nos pone un paso adelante con productos de mayor tecnología. También contamos con una Servo-Prensa de 690 toneladas, que es lo más nuevo en tecnología de estampado en el mercado, una prensa con programación controlable de ciclos que reporta grandes ventajas para el estampado de piezas metálicas.

Somos una empresa familiar que realmente vive y aplica sus valores. En nuestro equipo tenemos familias completas que han crecido y construido una carrera en esta empresa. Nuestra visión es seguir manteniendo esta filosofía que promovemos desde la dirección, hacia todos los departamentos y hacia cada colaborador de TROQUELADORA BATESVILLE DE MEXICO”.