Audi México da paso firme hacia la neutralidad de CO2 de sus operaciones para 2025.

Registra una reducción del 80% en sus emisiones de CO2.

Audi México cumple ocho años de haber colocado su primera piedra en el Estado de Puebla para la construcción de su fábrica en el municipio de San José Chiapa, con lo que se consolidó un importante paso para la internacionalización de la compañía. A partir de ahí, la empresa ha superado diversos retos. Un ejemplo de ello, desde inicios del 2020 se incorporó el uso de energía renovable para la construcción del Audi Q5, que ha superado la producción de más de 600,000 unidades en territorio mexicano.

Hoy en día, Audi México produce el Audi Q5 en todos sus derivados y para todo el mundo, a excepción de China.

Tarek Mashhour, Presidente Ejecutivo de Audi México: “La planta de Audi en San José Chiapa es un ejemplo de producción, logística y calidad de alto nivel. Aquí producimos uno de los modelos más importantes de la gama Q del Grupo Audi como es el Audi Q5. Tenemos muchos planes para asegurar el futuro de la fábrica, de la mano de una producción sustentable.”

En el camino hacia una producción sustentable, Audi México construyó, durante el 2018, una planta de  tratamiento por ósmosis inversa, que al día de hoy ha reincorporado a la producción 130 millones de litros de agua a sólo dos años de su puesta en marcha. Este proceso permite a Audi México ser una fábrica libre de descargas de aguas residuales.

En seguimiento al fuerte compromiso medioambiental que tiene la fábrica, incorporó el uso de energías renovables para la producción del Audi Q5 desde inicios del año 2020. Dicha energía proviene de un parque fotovoltaico ubicado al norte de México, permitiendo a Audi México una reducción del 80% en sus emisiones de CO2. Además, en marzo del 2021, la compañía firmó el primer acuerdo voluntario de eficiencia energética con la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, comprometiéndose a la reducción de 3,000 toneladas de CO2 y el ahorro de más de 13,000 megawatts-hora al año. Con esto, Audi México da paso firme hacia la neutralidad de CO2 de sus operaciones para 2025.

Asimismo, desde el inicio de la construcción de la fábrica, Audi México ha implementado lo último en tecnologías, pues en naves como la de Carrocerías operan más de 800 robots que se encargan de la construcción del cuerpo del auto de manera automatizada. Hoy en día, la industria 4.0 se hace presente todas las áreas de la planta, optimizando procesos y costos.

Christoph Herzig, Vicepresidente de Finanzas y Tecnologías de la Información: “La planta de Audi en México ha estado a la vanguardia en términos tecnológicos desde que se comenzó a construir. Hoy se trabaja arduamente para alcanzar la rentabilidad de sus operaciones para  ser una de las plantas más competitivas de todo el Grupo Audi en el mundo. Seguiremos trabajando para la optimización de procesos, mismos que dejarán importantes ahorros para la compañía.”

Audi México celebra sus primeros ocho años en el país mirando hacia el futuro, con paso firme en la sustentabilidad y en busca de la máxima eficiencia para ponerse al nivel de las mejores plantas de todo el grupo a nivel mundial. La planta de San José Chiapa continuará trabajando para garantizar el futuro y la rentabilidad de la compañía a largo plazo.